Cristiano Ronaldo

El Mejor del Mundo

Biografía

Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro nació el 5 de febrero de 1985 en Quinta do Falcao, uno de los barrios más pobres de Funchal, Madeira. Desde muy pequeño se le veía con un balón en los pies. A los 9 años jugó para el Club de Fútbol Andorinha. Allí sus compañeros se burlaban de él porque su padre limpiaba las letrinas de los vestuarios para ganarse la vida.

Pero el momento más duro de su carrera fue cuando a los 11 años tuvo que marcharse solo a Lisboa, la gran capital, para perseguir su sueño de convertirse en futbolista profesional tras haber fichado con el Sporting.

“Irme de mi casa fue el momento más duro. Fue complicado, intenso”, comentó el delantero alguna vez. También fue un momento duro para su madre Dolores Aveiro, quien para mantener a su hijo y comprarle los implementos que necesitaba, trabajaba como personal de limpieza y cocinera.
Es una guerrera que con mucho sacrificio sacó adelante a Cristiano y a sus tres hermanos. Dolores no puede evitar las lágrimas cuando recuerda aquella separación.

Cuando Cristiano comenzó su carrera profesional, me dijo: “Mamá, cuando gane dinero te voy a sacar del trabajo, porque trabajas mucho. Y te voy a regalar una casa porque nunca tuviste una casa en buenas condiciones. Fue lo primero que Ronaldo hizo para mí, para sus hermanos y su familia”, le contó la orgullosa madre a Real Madrid TV.

En Lisboa Cristiano estaba solo. Pero el fuego de su sueño lo mantenía con la frente en alto. En el Sporting entrenaba hasta altas horas de la noche en el gimnasio, mucho más que sus compañeros. Siempre se quedaba en el campo practicando los tiros libres, lloviera o no.

También trabajó como recoge pelotas en los partidos del primer equipo del Sporting para enviar dinero a su familia. Le pagaban 5 euros ($5,7) por partido.

Otro de los momentos duros ocurrió cuando tenía 14 años. Los problemas de alcoholismo de su padre habían empeorado y su hermano Hugo cayó en las drogas.
Él estaba solo en Lisboa mientras su familia atravesaba ese duro momento. Y como si fuera poco a los 15 años los médicos le diagnosticaron un problema en el corazón. Entonces tuvo que ser sometido a una peligrosa operación, de la cual se recuperó rápidamente.

Gracias al dinero que Cristiano Ronaldo enviaba a Funchal su familia pudo salir adelante. Cuando pertenecía a la cantera del Sporting cobraba 50 euros ($56,7) al mes. Pero cuando lo subieron al primer equipo su salario ascendió a 2.000 euros ($2.270) mensuales.

No había dudas de que era un futbolista especial. Su talento era superlativo. Rápidamente despuntó como un jugador habilidoso, capaz de hacer maravillas con el balón. A los 17 años ya había debutado en Primera.

Cristiano se convirtió en el primer jugador del Sporting en pasar por los juveniles, el equipo filial y el primer equipo en la misma temporada. Su ambición era enorme.

La leyenda comenzó en Inglaterra

El Liverpool de Inglaterra fue el primer gran equipo del extranjero que se fijó en Cristiano, pero la gerencia del club se negó a ficharlo considerando qué era demasiado joven y que todavía debía pulir sus habilidades. No obstante, en el 2003 el Sporting jugó un partido amistoso contra el Manchester United y el joven delantero llamó la atención del entrenador Alex Ferguson, quien logró el traspaso del futbolista ese mismo verano por $17 millones (€15 millones), un récord para un jugador de su edad.

A los 20 años le informaron que su padre había fallecido a causa del alcoholismo. Pidió permiso para asistir a los actos fúnebres, pero se comportó como un profesional y por esos días disputó un encuentro con la selección de Portugal.

En el equipo de los Diablos Rojos Cristiano se hizo leyenda y se convirtió en uno de los mejores jugadores del planeta. También se ha ganado la admiración del mundo por ser un ejemplo de superación para la juventud. No se le conoce ningún vicio. De hecho jamás bebe alcohol. Ayudó a su hermano Hugo a rehabilitarse de su dependencia a las drogas. Y a su hermana Katia la apoyó para que lograra su sueño de convertirse en cantante de Pop. Para eso contrató al productor de Lady Gaga.

Se vistió de blanco
Luego de siete exitosas temporadas en Manchester, Cristiano se convirtió en el principal objetivo del equipo más popular del planeta: el Real Madrid.

En junio del 2009, tras meses de negociación, el club inglés aceptó una astronómica oferta de £80 millones ($113,2 millones/€100 millones), siendo el fichaje más caro en la historia del fútbol para entonces.

Un nuevo desafío
Después de casi una década con el equipo merengue, el ícono mundial del fútbol sacudió el mundo deportivo con un cambio al club italiano Juventus FC de Turín. Una situación difícil para el Real Madrid, ya que es más que evidente que el jugador portugués dejará un vacío muy difícil de reemplazar.
El veterano delantero se unió al gigante de la Serie A en un movimiento impresionante de $127.4 millones (€112 millones) en julio de 2018. Con su nuevo contrato en la Juve hasta junio de 2022, el astro luso se ha asegurado percibir unos $30 millones (€26.4 millones) por temporada, convirtiéndose en el futbolista mejor pagado de la liga italiana.

Debutó de forma oficial en el primer partido de la primera jornada de la Serie A, siendo el goleador máximo con 19 tantos. Con este equipo ganó la Supercopa de Italia 2018.

Un gran corazón
Cristiano siempre se ha caracterizado por ser un chico muy generoso, con su familia y con todos. Durante el tsunami en el Océano Índico del 2004, Cristiano viajó hasta Indonesia para reunirse con el presidente del país con el fin de recaudar fondos para los afectados.

También donó de su propio bolsillo €120.000 ($136.000).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.